Esta ciudad congelada en el tiempo es un destino obligatorio si como parte de tu recorrido se encuentra Nápoles ya que queda a solo 30 minutos aproximadamente. La visita se puede realizar en un día, por lo que hospedarse ahí no es necesario. Sin embargo, nuestra elección fue alojarnos en Pompeya porque consideramos que era más económico y desde allí hacer otros lugares de interés, ya que con el tren es muy sencillo conocer otros destinos como Nápoles y Capri.

Pompeya es una ciudad que quedó sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79 d.c. y fueron descubiertas en el siglo XVIII. El lugar fue encontrado cubierto de una capa gruesa de cenizas volcánicas solidificadas. La historia es atrapante. Podes caminar por esas calles tantos años más tarde, sabiendo el destino fatal que tuvieron sus habitantes. Por eso decidimos no dejar de visitar estas ruinas.

Algunos datos no menores son los horarios de apertura. Las visitas se pueden realizar desde 1 de Abril al 31 de Octubre de 9 hs a 19:30 hs y del 1 de Noviembre al 31 de Marzo de 8:30 hs a 17 hs. Permanece cerrado los días 1 de enero, 1 de Mayo y 25 de Diciembre. El primer domingo de cada mes la entrada es gratuita y los precios son para general 15 euros, el reducido (ciudadanos de la UE) 7,50 euros y la entrada sin cola cuesta 21 euros.

Dicho esto, llegamos, compramos nuestra entrada general de 15 euros en el lugar y lo primero que se nos vino a la cabeza cuando entramos fue: ¿por dónde empezamos? Por eso, creamos este post en donde brevemente te decimos qué cosas no podes dejar de ver.

Arrancamos por la Porta Marina, la entrada principal, la más impresionante de todas. Conectaba a la ciudad con el puerto, por eso su nombre.

El Foro: Así como todos los foros romanos, destinado a las tareas políticas, económicas y religiosas. Uno de los mejor conservados, consistía en un plaza rectangular rodeada de edificios de los cuales solo quedan algunos arcos y columnas.

Templo de Apolo: Uno de los lugares más antiguos de la ciudad, se encuentra al lado del foro. Dentro de una amplia zona delimitada por un cuadripórtico con 48 columnas.

La casa del Fauno: Debe su nombre a la estatua de bronce presente en el lugar. La casa más lujosa y grande decorado con estatuas y mosaicos.

El lupanar: probablemente el burdel más importante de la ciudad, uno de los lugares más visitados por los turistas. Allí se pueden ver las camas de piedra distribuidas en las habitaciones del prostíbulo. Se pueden ver frescos e inscripciones hechas por los lugareños.

Las termas: eran los baños públicos. Además servían como lugar de esparcimiento. Había bañeras de aguas frías y otras de baños calientes, también poseía una pileta al aire libre.

Teatro grande: Como los teatros de la época, aprovecha la pendiente natural de una colina. Las gradas estaban dispuestas en tres niveles. Tenía una capacidad para 5 mil personas. Junto a este espacio se encuentra el teatro pequeño con una capacidad para mil personas.

Anfiteatro: El primero construido en piedra y el más antiguo, anterior al Coliseo, pero de una simpleza mucho mayor. Como en los anfiteatros romanos allí se realizaban las peleas entre gladiadores. Tenía capacidad para 2 mil personas.

Orto dei Fuggiaschi: Un lugar muy visitado ya que allí se encuentran los moldes de algunas de las víctimas que dejó la erupción de este volcán. Bastante impactante la imagen de las posturas que adoptaron las personas antes de morir. Hay tanto adultos como niños, las posiciones se observan un tanto retorcidas, los expertos indican que es una postura que el cuerpo adopta al sufrir una muerte instantánea. Lo último que los científicos pudieron  comprobar es que el fallecimiento no lo provocó la asfixia si no la exposición a las altas temperaturas de la erupción.

Estos modelos pudieron lograrse gracias al hallazgo de las primeras excavaciones, donde se habían encontrado huecos en las cenizas que habían contenido restos humanos, lo que hicieron fue rellenar esos huecos con yeso obteniendo así las posturas originales de muerte de los habitantes.

Así completamos los puntos que a nuestro parecer fueron clave, no se puede abandonar el recorrido sin haberlos conocido. Luego, el resto del parque ayuda a tener noción de lo que fue la ciudad, las costumbres, los detalles y como fueron sepultados con la erupción de tan inmenso volcán. Sin duda un lugar para conocer, una historia única para ser parte.

Si queres saber más en detalle o necesitas alguna recomendación o explicación al respecto escribinos a contacto@travelholics.com.ar

Nuestra Bio

Conocenos

Nuestros Destinos